GARBANCITO DE LA MANCHA

Estamos de enhorabuena. He leído que la Filmoteca Nacional ha recuperado la casi totalidad de los rollos de la película de animación «Garbancito de La Mancha», que fué producida en 1945, con la intención de restituirle su color original, porque esta película, no solo fue la primera de animación que se realizó en España, sino también la primera de Europa que se hizo en color, con lo que esto tiene de importancia en el cine continental. Esta historia hizo las delicias de los niños de la época y de los de otras épocas posteriores. Es un auténtico clásico. Y, una vez más, la Filmoteca Nacional está a la altura, porque sus exhibiciones en el cine Doré, con ser importantes, son solo la punta del iceberg. Detrás hay una labor de conservación, de investigación y de restauración notablemente importantes. Espero que este trabajo se pueda admirar dentro de algún tiempo.

Ficha técnica

ADIÓS A ENNIO MORRICONE

Se marchó el maestro. Cualquier pérdida de una vida humana es de lamentar, más ahora que estamos en el centro del huracán de esta pandemia que nos azota pero, obviamente, las vivimos de forma diferente. Yo no soy experto musical, otros habrán estudiado con detenimiento y técnicamente la larga obra del maestro a lo largo de su dilatada vida. Es inabarcable. Es un caso único. Se le acercan algunos, quizás el que más Georges Delerue, pero vivió muchos años menos. También otros, como Jerry Goldsmith, Alfred Newman, Nino Rota, Miklós Rózsa, Max Steiner, Elmer Bernstein…Pero no me atrevería a identificar la música de sus películas. Con las de Ennio Morricone seguramente sí y otros muchos aficionados al cine, también. Tiene un sello personal, como la introducción de ciertos instrumentos en la orquesta, fuera de lo convencional. El impacto que causaron en mí sus composiciones para «Novecento», «El desierto del Sahara», «Sacco e Vanzetti», «La misión», «Metti, una sera cena», «La Califa» y todas las que escribió para las películas de su amigo Sergio Leone, fué muy grande, tan grande como la felicidad que me produjo, me produce y me producirá escucharlas mientras viva. Eso es para mí motivo de infinito agradecimiento. Y mantener vivo su recuerdo, el último, cuando actuó en Madrid en el mes de mayo de 2019 en su última gira por diversas ciudades. Y a la que tuve la suerte de asistir. Maravilloso. Descanse en paz. Nos deja su magnífica obra y un puesto extraordinariamente sobresaliente en la historia de la música y del cine.

TOP TEN

Como cineideal empezó por reivindicar el western, pues menciono en primer lugar los diez westerns que más me han gustado, hoy por hoy, y de los que mantengo más vivo recuerdo.

“Centauros del desierto” (The Searchers), de John Ford, 1956
“Duelo en la alta sierra” (Ride the High Country), de Sam Peckinpah, 1962
“El hombre que mató a Liberty Valance” (The Man Who Shot Liberty Valance), de John Ford, 1962
“El valle del fugitivo”(Tell Them Willie Boy Is Here), de Abraham Polonsky, 1969
“Emboscada” (Yellowstone Kelly), de Gordon Douglas, 1959
“El Hombre del oeste”(Man of the West), Anthony Mann, 1958
«Juntos hasta la muerte”(Colorado Territory), de Raoul Walsh, 1949
“La puerta del diablo” (Devil´s Doorway), de Anthony Mann, 1950
“La venganza de Ulzana” (Ulzana´s Raid), de Robert Aldrich, 1972
“Los valientes andan solos (Lonely Are the Brave), de David Miller, 1962

Sería bueno, por otra parte, citar otros títulos que, en algún momento, también me han emocionado, impactado, hecho sentirme inocente o envidiar con toda mi alma a quien sabe, por lo menos, dar tres pasos de baile seguidos.

«A sangre fría” (In Cold Blood), de Richard Brooks, 1967
«Alrededor de la medianoche” (Round Midnight), de Bertrand Tavernier, 1986
«Cantando bajo la lluvia” (Singin´ in the Rain), de Stanley Donen y Gene Kelly, 1952
«Billy Elliot”, de Stephen Daldry, 2000

«Carol», de Todd Haynes, 2015
«Casablanca”, de Michael Curtiz, 1942
«Como un torrente”(Some Came Running), de Vincente Minnelli, 1958
«Desayuno con diamantes» (Breakfast at Tiffany´s), de Blake Edwards, 1961
«Días de vino y rosas» (Days of Wine and Roses), de Blake Edwards, 1962
«El ángel azul» (Der blaue Engel), de Josef von Sternberg, 1930
«El apartamento»(The Apartment), de Billy Wilder, 1960
«El buscavidas» (The Hustler), de Robert Rossen, 1961
«El cazador» (Dersu Uzala), de Akira Kurosawa, 1975
«El gatopardo» (Il gattopardo), de Luchino Visconti, 1963
«El hombre que pudo reinar» (The Man Who Would Be King), de John Huston, 1975
«El padrino» (The Godfather)(trilogía), de Francis Ford Coppola, 1972, 1974 y 1990
«El testamento del Dr. Cordelier» (Le testament du Docteur Cordelier), de Jean Renoir, 1959
«El verdugo», de Luis García Berlanga, 1963
«Erase una vez en América» (Once Upon a Time in America), de Sergio Leone, 1984

«Espartaco» (Spartacus), de Stanley Kubrick, 1960
«Esplendor en la hierba» (Splendor in the Grass), de Elia Kazan, 1961
«Eva al desnudo» (All About Eve), de Joseph L. Mankiewicz, 1950
«Falso culpable» (The Wrong man), de Alfred Hitchcock, 1956
«La bella de Moscú» (Silk Stockings), de Rouben Mamoulian, 1957
«La jauría humana» (The Chase), de Arthur Penn, 1966
«La leyenda de Lylah Clare» (The Legend of Lylah Clare), de Robert Aldrich, 1968
«La reina Cristina de Suecia» (Queen Christina), de Rouben Mamoulian, 1933
«La última película» (The Last Picture Show), de Peter Bogdanovich, 1971

«Lo que el viento se llevó»(Gone with the Wind), de Victor Fleming, 1939
«Los profesionales» (The Professionals), de Richard Brooks, 1966
«Más rápido que el viento» (Saddle the Wind), de Robert Parrish y John Sturges, 1958
«Match Point», de Woody Allen, 2005
«Melodías de Broadway 1955» (The Band Wagon), de Vincente Minnelli, 1953
«Million Dollar Baby», de Clint Eastwood, 2004

«My Fair Lady», de George Cukor, 1964
«Mystic River», de Clint Eastwood, 2003
«París, bajos fondos», (Casque d´or), de Jacques Becker, 1952

«Plácido», Luis García Berlanga, 1961
«Río salvaje» (Wild River), de Elia Kazan, 1960
«Un extraño en mi vida» (Strangers When We Meet), de Richard Quine, 1960
«Un gángster para un milagro» (Pocketful of Miracles), de Frank Capra, 1961

HASTA SIEMPRE, ESPARTACO

Se fue, físicamente, como es el destino de todos los hombres y mujeres que venimos al mundo. Pero su figura gigantesca dentro del mundo del cine, del cine clásico, del cine de las décadas de oro, perdurará para siempre entre nosotros. El último varón de una época maravillosa en la que mi generación creció, se formó, disfrutó, se ilusionó hasta el límite con el séptimo arte. Actores como él, muchos de ellos llegados de la inmigración, de la pobreza, de las dificultades, como él mismo reflejó en su biografía “El hijo del trapero”, llevaron su trabajo hasta cotas muy elevadas. Actores de una pieza, de la cabeza a los pies, con un magnetismo extraordinario, actores como James Stewart, Anthony Quinn, Henry Fonda, Burt Lancaster, Robert Mitchum -la lista se haría larga- que traspasaban la pantalla con su personalidad y que eran, además, extraordinariamente versátiles. No quiero extenderme mucho -otros lo harán más y mejor-, pero sí quiero dar testimonio de mi profunda admiración y gratitud hacia Kirk Douglas y recordar las películas inolvidables para mi, pero, sobre todo, por su excepcional talento como actor. Trabajó con el ramillete más exclusivo de los directores de Hollywood en cerca de un centenar de intervenciones en cine y televisión, desde “El extraño amor de Martha Ivers”(The Strange Love of Martha Ivers, 1946), de Lewis Milestone, menudo estreno junto a Barbara Stanwyck, a la que siguió «Retorno al pasado» (Out of the Past, 1947), de Jacques Tourneur. Pocos años después tiene su primer encuentro con Vincente Minnelli en «Cautivos del mal» (The Bad and the Beautiful, 1952), una de las muchas obras maestras que se han rodado sobre el mundo del cine y al que volvería con el mismo director y temática similar en “Dos semanas en otra ciudad” (Two Weeks in Another Town, 1962) y, en medio, quedaría “El loco del pelo rojo” (Lust for Life, 1956). “Duelo de titanes” (Gunfight at the O.K. Corral, 1957), de John Sturges, quizás la mejor versión de Doc Holliday. La impresionante “Senderos de gloria” (Paths of Glory, 1957), una de los más brillantes alegatos contra la guerra y también su primer encuentro con el gran Stanley Kubrick, con el que volvería en “Espartaco” (Spartacus, 1960), uno de los más hermosos cantos a la libertad de la historia del cine, junto a una maravillosa Jean Simmons y un cuadro impresionante de actores. “El último tren de Gun Hill” (Last Train from Gun Hill, 1959), otra vez con John Sturges,  una de sus más meritorias incursiones en el western -como “El último atardecer” (The Last Sunset, 1961), de Robert Aldrich y, sobre todo, “Los valientes andan solos” (Lonely Are the Brave, 1962) , de David Miller, maravillosa expresión del western crepuscular-. La intimista “Un extraño en mi vida”(Strangers When We Meet, 1960) al lado de Kim Novak, del inspirado Richard Quine y, por fin (aunque todavía le quedaron unos cuántos años y unas cuántas películas, “Siete días de mayo” (Seven Days in May, 1964), de John Frankenheimer, “Primera victoria” (In Harm´s Way, 1965) del gran Otto Preminger,  “El compromiso” (The Arrangement, 1969), de Elia Kazan y “El día de los tramposos” (There Was a Crooked Man…, 1970), del gigante Joseph L. Mankiewicz. Quizás esa fue -para mí- su última gran película, pero afortunadamente seguimos disfrutando de sus interpretaciones otros treinta años más. Películas de intriga, westerns, dramas, comedias (en este género destacó menos), aventuras y los más diversos y opuestos personajes que podamos ver en el cine. Hasta siempre Espartaco, Van Gogh, “Jack” Burns, O´Malley, Eddie Anderson, «Peg” pata de palo. Seguiremos disfrutando y emocionándonos con todas tus películas hasta que abandonemos este mundo. Descansa en paz, Issur Danielovitch Demsky.

ENCUESTA

La revista  «Caimán», cuadernos de cine» ha publicado en éste su número de marzo una encuesta a la que llama «balance de la década» sobre las cincuenta películas más destacadas, o mejores, de ese período (2010-2019). Para ello ha tomado en consideración la opinión de 134 personas entre críticos, profesores de cine, catedráticos de comunicación, etc. Como en tantas ocasiones anteriores no deja de ser una recopilación y laboriosa selección de las más diversas opiniones -antagónicas a veces- del mundo del cine, de los que se dedican a escribir sobre el tema sobre todo, y punto. Ni mejor ni peor que otras. Ni más o menos interesante que sus predecesoras en las listas. Esto ocurre desde que yo soy aficionado al cine y leo publicaciones de distintas épocas, que ya va para unos cuántos años. Reseño a continuación -sin comentarios- las diez primeras para no ser en exceso exhaustivo.

1   EL HILO INVISIBLE, de Paul Thomas Anderson, 2017

2   HOLY MOTORS, de Leos Carax, 2012

3   EL ÁRBOL DE LA VIDA, de Terence Malick, 2011

4   BOYHOOD, de Richard Linklater, 2014

5   EL CABALLO DE TURÍN, de Béla Tarr, 2011

6   UNCLE BOONMEE RECUERDA SUS VIDAS PASADAS, de Apichatpong Weerasethakul, 2010

7   EL LIBRO DE IMÁGENES, de Jean-Luc Godard, 2018

8   CAROL, de Todd Haynes, 2015

9   ZAMA, de Lucrecia Martel, 2017

10  PARÁSITOS, de Bong Joon Ho, 2019

LA OTRA

Hoy traigo la otra revista de contenido más para cinéfilos como es «Dirigido por…«,  que retoma un dossier de hace pocos meses sobre «Perlas del cine negro británico y otro sobre «Cine y feminismo», que tan de moda está. A lo largo de los años se han publicado infinidad de revistas de cine, algunas de resultado bien efímero, otras que se defendieron lo mejor que pudieron y otras que aguantaron bastante bien el tipo. Algún día volveré sobre ello. De modo que, en el año 2007, nace «Cahiers du Cinéma España» y, por desacuerdo con los nuevos propietarios, se convierte en 2012 en «Caimán, cuadernos de cine» sin interrupción.

«Dirigido por…» nace en el año 1972 con un número cero dedicado a Claude Chabrol y un número 1, en el mes de octubre de ese año, dedicado a Stanley Kubrick. Por lo que me imagino que estarán preparando un brillante y merecidísimo 50 aniversario. Que ya es decir para una revista de estas características. La más veterana, aunque sea otro tipo de publicación de mucho interés, es «Fotogramas». Nadie le podrá discutir ese mérito a ninguna de las dos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.